martes, 4 de enero de 2011

HEAVEN

Yo... y la ansiedad de no querer perderte.
De esperar la inesperada respuesta, de seguir adelante o quedar paralizado en el tiempo.
Sígueme o dejame ir, preferiblemente sígueme, pero con una condición, siempre de la mano.
No te quejes, no permitiré que te escondas tras tus depresivos razonamientos.
Enfrentate a todas esas marañas, y dime que no recurirás a las historias de siempre, a decirme que el cielo esta negro y no hay farolas que alumbren.
Es cierto que hemos cambiado de año, pero mi único deseo es seguirte desde aquí, seguir tus aciertos y tus fallos. ¿Qué dices?
Te unes a una orgia de sentimientos, o sigues con la simple masturbación craneal de siempre...
COME ON, HONEY! TELL ME WHAT I WANT TO LISTEN. TELL ME THAT YOU LOVE ME.

0 comments:

Publicar un comentario