domingo, 27 de febrero de 2011

^^

Es increible, la rapideza con la que llegaste, y lo fuerte que te agarraste. No me dejaste salir por la puerta, pues te pusiste frente a mi, rogandome amor.
El amor, poco extendida religión... Para mi, la unica.
Sin ella, el mundo estaria perdido, ni una pizca de romanticismo, en el vientre materno, espías de la frialdad.
Nadie lo entiende. El único modo de salvarnos, es el amor. Esposarnos a un corazón latente, abrazar el alma con un suspiro, y correr frente a nuestros espejos, mirarnos a los ojos, y sentirlo todo, sentir como el corazón se acelera, y nos abre la puerta a un lugar no conocido. Algo nuevo ha llegado, y con ello la felicidad a nuestras vidas, todo ha cambiado. Siénteme, pues me encuentro recorriendo tus deseos, me llevas dentro, me llevas en una preciosa neurona, marcada a fuego, con estilo.
Ni el cómo, ni el por qué están claros...
Solo sé que no es el impulso el que me ciega, sino la inmortalidad del amor.

0 comments:

Publicar un comentario